Cultura y sociedad

Durante este tema, hemos intentado describir los tipos de culturas que hay en el mundo y qué consideramos cultura. Cuando describimos una cultura siempre hemos tenido en cuenta la organización social, las creencias religiosas, sus códigos morales, las costumbres y fiestas. Además hemos mencionado que la cultura ha surgido como un modo de adaptación o, que es un conjunto de símbolos que compartimos proporcionándonos una forma de interpretar la realidad.

La cultura de una ciudad es muy amplía y variada, no todas las personas que participan en una cultura la viven del mismo modo. Podemos encontrarnos con grupos revolucionarios que se oponen a la cultura, grupos sociales que no se identifican con ella o simplemente, tribus urbanas que crean pequeñas subculturas con el fin de diferenciarse de los demás. Sin embargo, siempre que hablamos de un sitio en concreto, como una ciudad, decimos que sus habitantes están civilizados. ¿La cultura y la civilización son dos conceptos distintos o están ligados entre sí? Desde mi punto de vista, la civilización es engloba a la cultura, y como la cultura está en continuo cambio, la civilización también.

Entonces,  ¿una persona puede no tener cultura?

La cultura implica vivir en sociedad. El ser humano siempre ha intentado socializarse con cualquier persona, y cuando se encontraba sólo se ha socializado con una persona imaginaria. Un ejemplo perfecto es la película del Náufrago, se encuentra sólo y con un balón de fútbol crea un personaje imaginario con el que se socializa. Cuando una persona no se ha socializado se resocializa.

La resocialización es un proceso mediante el cuál se le inculca a una persona los contenidos culturales de una sociedad distinta a aquella en la que la persona se ha socializado. Primero se le cambia la perspectiva y después se le crea una nueva identidad. Este proceso tiene lugar en las sectas, te inculcan una interpretación de la realidad.

No debemos olvidar que cuando te socializas, compartes una tradición ya elaborada. Esto permite, que no volvamos a empezar de cero. Sin embargo, la tradición que nos imponen ejerce una autoridad sobre nosotros que nos limita y nos condiciona privándonos de la libertad. Pero, en mi opinión, nosotros tenemos la suficiente libertad para aceptar la tradición o rechazarla. Esto me lleva a plantearme la siguiente pregunta: ¿somos lo que queremos ser, o somos lo que se espera que seamos?, es decir ¿nuestra actitud esta condicionada por la sociedad?


Lucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: